fondo
 
inicio noticias blog contacto libro visitas encuestas
 
noticias
 
PREMIO ASADIC A LA TRAYECTORIA PSICOMOTRIZ EN EL GLORIA FUERTES 11-06-2019
Muchas gracias a la Junta Directiva de ASADIC, y en especial a su presidente Miguel Tena, por otorgarme este reconocimiento, tan simbólico, que viene de una asociación con 30 años de historia y con la que nos unen lazos invisibles de afecto y amistad. Fruto de ello, fue la entrega en el año 2010 de este premio al colegio Gloria Fuertes de Andorra.

Esta noche tengo varios motivos de satisfacción y de orgullo que os quiero trasladar.

Premio Asadic a la trayectoria de Alfonso Lázaro

El primero de ellos tiene que ver con la similitud de las trayectorias de ambas instituciones, ASADIC cumple 30 años y el Gloria Fuertes 37, las dos nacieron en los años 80 del siglo pasado y en ambas un grupo de personas ha empujado para visibilizar a las personas con discapacidad siendo útiles y con una participación activa en la sociedad en la que viven. Estas personas, en el caso del Gloria Fuertes, se han configurado como trípodes, el trípode clásico y el trípode moderno. Esta estructura de tres pies, a la vez que presenta una importante estabilidad, también es capaz de cimbrearse para adaptarse a las circunstancias cambiantes del medio. Y, además, si falta un pie se derrumba en su totalidad. Constituye una bella metáfora de la evolución del colegio.

Precisamente, el segundo motivo de alegría se refiere al trabajo conjunto de tres personas, Peña Martínez, José María Peguero y yo mismo, el trípode clásico, a las que ASADIC ha reconocido su labor educativa, su pasión por el trabajo y su compromiso para la inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad.

Premio Asadic a la trayectoria de Alfonso Lázaro

Hemos sostenido desde el nacimiento del Gloria Fuertes que hay dos cosas imprescindibles para alcanzar el éxito educativo: Un equipo humano  que aliente una manera de entender la educación en general, y la escuela en particular, cuyo denominador común lo constituya el hecho de estar a favor del ser humano con discapacidades. Un equipo que intente aprehender lo que de auténtico y real existe en cada persona que se encuentra en desventaja. Que enfatice lo que se tiene y que no magnifique las carencias. Que sepa partir de lo que subsiste para alcanzar los demás logros. Que su historia sea la historia del compromiso con lo que de positivo anida en cada una de las personas que viven.

Y la capacidad de investigar sobre el terreno, es decir, la posibilidad de generar investigación aplicada, de profundizar en aplicaciones prácticas  que hundan sus raíces en conceptualizaciones que contemplen esa manera de entender la educación y la escuela. Proyectos educativos, planes de centro, programas educativos, estrategias metodológicas, diseño de espacios y materiales, cuyo epicentro lo constituyan los seres humanos que crecen, presenten las carencias que presenten.

Premio Asadic a la trayectoria de Alfonso Lázaro

A mediados de los años 80, este grupo de profesionales de la educación encaramos las dificultades de nuestro alumnado de una manera diferente. Iniciamos métodos nuevos de aprendizaje de lectoescritura y enfoques atractivos para la matemática, al mismo tiempo que enfrentamos a estos alumnos/as con actividades artísticas creativas. En este tiempo surgió la reflexión sobre el papel de la psicomotricidad para mejorar sus conductas motrices de base, afianzar su lateralidad, orientarse en el espacio, captar las secuencias y estructuras del tiempo y del ritmo y ejercer un mayor control sobre su tono corporal, que les permitiera estar más a gusto con su propio cuerpo, mejor dentro de su propia piel.

La especialización del que os habla se inicio en esos años y, desde entonces, su pasión por la psicomotricidad no le ha abandonado. El diseño de una de las aulas más adecuadas para la intervención psicomotriz, junto con el currículo adaptado a todo el alumnado, presente la discapacidad que presente, se ha plasmado en siete libros publicados, centenares de cursos de formación impartidos y decenas de artículos publicados. Todo este legado ha trascendido las fronteras de nuestra comunidad autónoma y de nuestro país y se ha extendido por allende los mares. Una muestra de ello, se expuso en el Congreso Mundial de Psicomotricidad de Montevideo, el pasado mes de noviembre, ante más de mil profesionales.

Premio Asadic a la trayectoria de Alfonso Lázaro

El tercer motivo de orgullo que os quiero transmitir esta noche es el del surgimiento de otro trípode, al que he llamado trípode moderno. Dolores Oriol, Cristina Roqueta y Silvia Blasco han recogido el testigo y se han propuesto continuar con la labor realizada en el Gloria Fuertes en el siglo pasado lanzándola hacia el futuro. Su capacidad de trabajo, su sensibilidad, su dedicación y su compromiso con los niños y niñas con dificultades, desde sus respectivos ámbitos, augura un porvenir plagado de éxitos educativos.

En este marco de prolongación de la labor educativa del Gloria Fuertes surge la asociación El Colegio de la Luz. Y este es el cuarto y último motivo de satisfacción, alegría y orgullo porque en ella ambos trípodes se siguen engarzando, continúan uniendo esfuerzos y voluntades para que las personas con discapacidad den de sí. En esta labor se están uniendo otras gentes y entidades que arriman el hombro para que esa luz despeje incertidumbres, ilumine estancias y desaloje oscuridad.

Mi casa, nuestra casa Concha, se halla decorada en cada una de sus plantas y en algunas de sus paredes con obras artísticas de chicos y chicas del Gloria Fuertes y nuestro estudio culmina con un móvil en lo alto, amasado con la ingenuidad de niños y niñas dirigidos por la mano experta de José María. Así acababa el escrito que les dediqué: “Diez danzantes, diez, que pueblan mi espacio, que me embelesan cada día con sus vivos colores, sus expresivas caras, y su incesante y dulce movimiento. Que recuerdan mi trayectoria educativa, mi vida en la escuela y la escuela de mi vida. Diez danzantes, diez, siempre risueños, que envuelven la estancia y me llenan de ternura. Gracias José María, por condensar tu afecto en estos danzantes que nos acompañan cada día”.

Una parte de este premio también va para mi familia, qué orgullosa se sentiría la Asunción en este evento, que siempre me arropa allá donde esté. Personifico este agradecimiento en mi padre, el Ramiro, que a sus 92 primaveras sigue pastoreando, de tarde en tarde, las ovejas extendidas a la sombra de la finca de Carramoneva. ¡Larga vida!

Muchas gracias a todos por escucharme tan atentamente.

Alfonso Lázaro
Junio, 2019
 
 
 
Volver
fondo
 
           
 
fondo Calle Fuente Baja, 28  -  44500 ANDORRA (TERUEL) Tel. 978 84 26 52  -  ceeandorra@educa.aragon.es
 
Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido! Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
Proyecto de Aprendizaje y Servicio HUMAN TECHNOLOGY
 
Asociación Colegio de la Luz
 
 
Premio Marta Mata - A la Calidad de los Centros Educativos
 
Premio Catedu Octubre 2011 - Mejor Experiencia de Aula
 
Escuelas Asociadas UNESCO
 
Gobierno de Aragón  Dpto Educación, Cultura y Deporte
 
Diseño, desarrollo y mantenimiento: Sedinet