fondo
 
inicio noticias blog contacto libro visitas encuestas
 
noticias
 
JOSÉ EMILIO PALOMERO: LA LUCIDEZ DE PENSAMIENTO Y EL CORAJE DE UN HOMBRE BUENO 18-12-2018
El día 15 de diciembre nos llega la trágica noticia de la muerte de nuestro amigo José Emilio Palomero, con quien hemos compartido tantos pensamientos y tantas vivencias. Me decía el 2 de septiembre de este mismo año: “Me ofrecieron entrar en el ensayo estrella para el tratamiento del mieloma, un ensayo en fase 2, con muchos riesgos, pero también con muchas ventajas, así que he aceptado”. Desde que se le declaró la enfermedad, José Emilio la encaró, la miró de frente y nunca desfalleció, apoyado siempre por los suyos y, sobre todo, por Charo, su compañera, siempre a su lado.



Hago mías las palabras que él mismo escribió cuando se nos fue otro amigo del alma, Pedro Pablo Berruezo, citando a José Emilio Pacheco, Premio Cervantes 2009, en su poema La Flecha:

“No importa que la flecha no alcance el blanco
Mejor así
No capturar ninguna presa
No hacerle daño a nadie
pues lo importante
es el vuelo la trayectoria el impulso
el tramo de aire recorrido en su ascenso
la oscuridad que desaloja...”

Yo también creo, como él decía, que estos versos encierran una síntesis ajustada y certera del mundo de la vida y de la personalidad de José Emilio. Poner el énfasis en el vuelo, en la trayectoria, en el impulso, en el proceso; términos de tremenda utilidad pedagógica y didáctica que él cultivo a lo largo de toda su vida académica en las facultades de Educación de Teruel y en Zaragoza. Desalojar la oscuridad, iluminar las mentes de las personas que compartimos su discurso, alumbrar caminos nuevos a través de la Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado cuya edición del último número terminó hace tan solo unos días.

La muerte siempre nos pilla desprevenidos y ante ella aparecemos inermes, desvalidos. Dice Marinoff: “Cuando mueren las personas queridas, mueren con ellas universos enteros. Los que todavía estamos aquí no nos entristecemos por ellas, sino por nosotros. Esas personas eran esenciales para nuestra existencia. Sus vidas eran luces que alumbraban las nuestras. Las amábamos y nos amaban; de repente, sentimos menos amor y nos sentimos menos amados. Esas personas eran soles para nosotros, pero sus rayos ya no podrán calentarnos”.

Ya habrá tiempo para glosar su vida y su obra. Me voy a detener tan solo ahora en dos momentos que iniciaron procesos que han marcado nuestra relación con José Emilio. El primero empieza a mitad de los años 70 del pasado siglo y se sitúa en la Escuela de Magisterio de Teruel. José Emilio y Charo, recién llegados al mundo de la docencia, fueron profesores nuestros –de Concepción, mi mujer, y míos- en esa escuela. Allí se empezó a fraguar una relación de amistad que nunca se quebró y también allí nos inocularon la pasión por enseñar y el convencimiento de que a través de la educación se puede cambiar el mundo. Un grupo de profesorado joven y entusiasta, junto con un grupo de alumnado comprometido, revolvimos las estructuras de poder de la Escuela al tiempo que impulsamos un cambio político y social; nombres como Montse Martínez y Ramón Calabuig permanecen en nuestra memoria.

El segundo momento se inicia hacia la mitad de los años 90, también del siglo pasado, y aparece vinculado al colegio de Educación Especial Gloria Fuertes de Andorra (Teruel). José Emilio y Charo venían cada año con un grupo de sus alumnos y alumnas para mostrarles en vivo el funcionamiento de un colegio de altos vuelos. Desde entonces, José Emilio se convirtió en el mejor heraldo que ha tenido el centro, esparciendo nuestras experiencias y prácticas educativas por el ciberespacio.

Casi con pudor, cito lo que escribió el 3 de febrero de 2011: “Hay escuelas que son las mejores escuelas del mundo. El Gloria Fuertes es una de ellas. El viajero se pregunta si no será que en las noches de luna llena se apoderan de este espacio lleno de luz y de magia una nube de musas, poetas, pintores, músicos y duendes, que despiertan el anhelo de un mar infinito y que invitan a soñar con otra escuela posible. Han aprendido a levantar el vuelo y saben qué pueden hacer en el aire y qué no. Son como Juan Salvador Gaviota, el protagonista del formidable ensayo de Richard Bach”.

José Emilio siempre redactaba las conclusiones de los nueve encuentros de Psicomotricidad y Educación que luego se convirtieron en las Jornadas de Psicomotricidad y Comunicación, de las que ya llevamos dos, y a su lado, en un vibrante y emocionado final de todos ellos, destilaba pensamientos como el que sigue: "Necesitamos escuelas que vayan al fondo del ser y de la vida, y que sean capaces de contagiar, de convencer, de inspirar… Por ello agradecemos la oportunidad que nos ha propiciado este escenario excepcional para soñar con otra escuela posible, para hilvanar nuevos proyectos y para reforzar lazos de unión y amistad"

José Emilio predicó siempre con el ejemplo, teorizó sobre el concepto de resiliencia y lo aplicó a su propia existencia. Esa capacidad para resistir los golpes que la vida le daba, ese coraje con el que enfrentó su enfermedad, ese optimismo que le caracterizaba a pesar de los pesares, nos parece que conforman la vida de un hombre bueno cuya estela queremos seguir.

Las vivencias condensadas y los pensamientos compartidos entre los muros del Gloria Fuertes con Pedro Pablo y con José Emilio nos estremecen (también a los equipos directivos del Gloria Fuertes, de antes y de ahora) y quizás solo la poesía puede mitigar la tristeza que sentimos. Por eso, nos permitimos añadir el plural a la Elegía de Miguel Hernández para que permanezcan vivos en nuestra memoria:
     
“A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata os requerimos,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañeros del alma, compañeros”.

Alfonso Lázaro
17 de diciembre de 2018
 
 
 
Volver
fondo
 
           
 
fondo Calle Fuente Baja, 28  -  44500 ANDORRA (TERUEL) Tel. 978 84 26 52  -  ceeandorra@educa.aragon.es
 
Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido! Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI  
Proyecto de Aprendizaje y Servicio HUMAN TECHNOLOGY
 
Premio Marta Mata - A la Calidad de los Centros Educativos
 
Premio Catedu Octubre 2011 - Mejor Experiencia de Aula
  Escuelas Asociadas UNESCO  
Gobierno de Aragón  Dpto Educación, Cultura y Deporte
Diseño, desarrollo y mantenimiento: Sedinet